¿Tiene algún plan de integración posterior al acuerdo?

de lectura

Planificar para lo que sucede después de un acuerdo es tan importante como prepararse para el acuerdo en sí.

Los inversionistas y las organizaciones que buscan adquirir negocios deben priorizar la planificación de la integración de la misma forma en que priorizan la selección del objetivo, la debida diligencia, la estructuración de la transacción, la valoración y la negociación del acuerdo.

Una preparación de la integración deficiente o inadecuada puede tener resultados desastrosos, entre ellos, disminuciones en la productividad, descontento de los empleados y renovación del liderazgo. Quizás el mayor riesgo es la erosión o la destrucción, en lugar de la creación, del valor de las participaciones de los accionistas. ¿Cómo reaccionarían sus accionistas si perdieran 50 % del valor de su inversión un año después de que usted cierre una fusión o una adquisición?

Harvard Business Review calcula que entre el 70 % y el 90 % de las adquisiciones fallan. Si no quiere que la suya esté entre estos números, siga leyendo para saber cómo puede prepararse para una integración y qué errores evitar.

Errores comunes en la integración

Aquí hay algunos de los errores de integración más comunes que vemos dentro de las industrias:

  • Planificación por adelantado inadecuada de la integración
  • Falta de liderazgo del programa
  • Falta de alineación ejecutiva en la justificación
  • Comunicación tardía del plan de integración
  • Demasiado tiempo invertido en la política de la organización
  • Pérdida del enfoque en las operaciones diarias
  • Las sinergias de la fusión no se alcanzan lo suficientemente rápido
  • El enfoque en los clientes y las partes interesadas está limitado

Si está considerando realizar una fusión o una adquisición, es imperativo pensar en la planificación de la integración posterior al trato en una etapa temprana del proceso. Aunque llevar a cabo la debida diligencia y otras preparaciones de la parte compradora es crucial, es igual importante tener un plan de acción que describa claramente los pasos adecuados a seguir luego de que se firmen los documentos del acuerdo. Una planificación adecuada de la integración puede facilitar una integración sin problemas diseñada para lograr los beneficios deseados del acuerdo.

Un profesional experimentado en asesoramiento de transacciones puede guiar a su organización a través del proceso de planificación para que pueda evitar errores comunes y maximizar el valor de su transacción.

Consideraciones sobre la integración posterior al acuerdo

Usted puede mejorar considerablemente sus posibilidades de éxito con un plan de integración posterior al acuerdo que incluya consideraciones tales como:

  • Gestión de cambios: capacitación para empleados sobre nuevos sistemas y procesos; comunicaciones internas sobre los cambios; integración del personal; integración cultural
  • Operaciones: optimizar el área administrativa; identificar superposiciones o deficiencias en su contabilidad; procesos de facturación e informes financieros; cambios en la cadena de suministros
  • Tecnología: integrar los sistemas telefónicos y de TI, resolver problemas de datos

También debería planear para cualquier cambio temporal o permanente en sus operaciones y finanzas que pueda resultar de la fusión o de la adquisición. Por ejemplo, muchos propietarios de empresas e inversionistas no contabilizan completamente la pérdida temporal de ingresos que puede resultar inicialmente de darle un mayor énfasis a la integración de sistemas, equipos y procesos de TI. Puede llevar meses o incluso años hacer que la compañía vuelva al ritmo que tenía antes de la fusión, lo que hace que sea sumamente importante tener un plan sólido por adelantado. Hasta un 60 % de las organizaciones fusionadas informan una rentabilidad baja durante al menos siete años después de la fusión, según Korn Ferry.

Prepárese para tener éxito con un plan de integración

Una fusión o una adquisición estratégica puede aportar muchos cambios positivos para una organización, como añadir nuevas líneas de servicio, profundizar la experiencia existente, expandir el alcance geográfico y desarrollar relaciones con nuevos clientes. Sin embargo, para materializar los beneficios pretendidos, debe estar preparado para manejar los cambios (sean favorables o desfavorables) y sus posibles consecuencias en toda la organización.

Korn Ferry estima que casi el 50 % de los negocios adquiridos son más adelante revendidos con una pérdida significativa. Haga lo que pueda para prepararse para el éxito.

Antes de entrar en una negociación de fusiones y adquisiciones, debería invertir tiempo en la planificación de la integración posterior al acuerdo y pensar en acudir a un profesional de asesoramiento en transacciones, que puede proporcionar orientación y asistencia durante todas las etapas de la transacción. Tener un plan de integración posterior al acuerdo estratégico y efectivo puede ser la diferencia fundamental entre un acuerdo que tiene éxito y uno que fracasa.

Comuníquese conmigo o con otro miembro de la oficina de Asesoramiento Empresarial de Kaufman Rossin para conocer más sobre nuestros servicios de asesoramiento en transacciones y de qué forma podemos ayudarlo a planificar para lograr una fusión o una adquisición exitosa con un plan de integración posterior al acuerdo.


Ian Goldberger, CPA, es socio de Servicios de Consultoría Empresarial, Servicios de Asesoramiento en Transacciones de Kaufman Rossin, una de las 100 principales empresas de contaduría pública certificada y asesoramiento de los EE. UU.

Enviar una respuesta

Su dirección de email no será publicada.

Respetamos su información personal. Revise nuestra Política de Privacidad para obtener más detalles.